Category Archives: Salut

Música y postura. Claves para la perfecta armonía

Estàndard

cos musicsLa musicalidad es objetivo prioritario en todos los músicos. Se realizan grandes esfuerzos para conseguir mejorar la calidad del sonido del instrumento. Sin duda al placer de tocar se le añaden muchas horas de movimientos repetitivos, más aún cuando este placer se convierte en actividad profesional. Lograr una perfecta armonía entre cuerpo, mente e instrumento pasa por una correcta comprensión de la postura adecuada, del ejercicio físico apropiado, de la conciencia de la propia respiración y de las adaptaciones de los materiales utilizados. En este pequeño espacio vamos a caminar hacia este auto­conocimiento de mano de la fisioterapia y la osteopatía. Es el momento de empoderarse con herramientas hacia la prevención y auto-curación.

LOS 10 ERRORES POSTURALES MÁS COMUNES FRENTE AL INSTRUMENTO

Colocarse de puntillas. El apoyo sobre las puntas de los pies provoca un acortamiento de la musculatura posterior de piernas y muslos, dificultando la circulación y creando además mucha tensión en las articulaciones del pie, rodilla, cadera, pelvis y zona lumbar.
Estar sentada o sentado con las caderas más bajas que las rodillas. Esta posición hace que la curva de la zona lumbar desaparezca y favorece la posición de hundimiento, sin tono muscular, creando además mucha presión en las caderas y en la parte anterior del abdomen, acortando el músculo psoas ilíaco (un interesante músculo del que ya hablaremos en alguna ocasión y que es uno de los pilares de la columna lumbar además de flexor de cadera).
Sentarse con el peso mal repartido. Al sentarnos debemos repartir el peso de nuestro cuerpo en los isquiones por igual (los isquiones son esos huesos donde acaba la pelvis y que nos clavamos si la superficie es muy dura). Si el peso está más en una parte del cuerpo que en el otro toda la musculatura se adaptará a esta posición, acortando de aquí y alargando de allá. Así nos quedamos, después de largas horas de ensayo, completamente de lado.
La repartición del peso. Si tocas de pie, también debes de tenerlo en cuenta. Éste debería concentrarse en ambos pies por igual, así como entre la punta y el talón a partes iguales.
Sentarse con la pelvis en anteversión. ­ ¿En qué?­ Anteversión quiere decir con la pelvis volcada hacia delante, creando mucha curva en la zona lumbar. Habitualmente se hace cuando nos sentamos en la orilla de la silla.
Elevar los hombros. ¿Te has encontrado con los hombros casi casi en las orejas sin ser consciente de ello?. Si es así, estás agotando la musculatura que conecta los hombros con la cabeza y el cuello, como son el trapecio superior y el elevador de la escápula. Son esos músculos donde parece que se formen “nudos” o contracturas y que acaban teniendo una teniendo una textura dura y fibrosada debido a la puesta en tensión durante muchas horas.
Utilizar el hombro de manera incorrecta. Al sujetar el instrumento, son los músculos de la espalda, el serrato, los romboides, el trapecio medio e inferior, los que deben hacer fuerza para que la escápula esté en su lugar, y así el hombro y el cuello estén libres de movilidad y ligeros. Y no elevados y anteriorizados. Es decir, cuando toques, las alas (las escápulas) deben estar atrás y abajo, para evitar la escápula alada.
Bloqueo de la respiración. La posición de hipercifosis (comúnmente llamada “chepa”) no deja espacio para la contracción y relajación diafragmática. Si todavía no sabes qué es el diafragma, más adelante hablaremos de él. Sólo recuerda que uno de los músculos más importantes del cuerpo, situado justo en el centro y es el encargado de la inspiración. Si tocas un instrumento de viento, debe interesarte aún más cómo tener libre el diafragma.
Proyección de la cabeza hacia delante. En un plano lateral, la cabeza debe situarse justo encima de los hombros. Habitualmente, por la falta de tono muscular en la espalda, o por acortamiento de la cadena anterior, hay tendencia a ir en busca del instrumento, ya sea para soplar o para prestarle atención. Además si el diafragma no está libre, en cada inspiración los músculos escalenos (músculos del cuello que se encargan de elevar la 1a costilla en la inspiración forzada), estarán sobre solicitados, creando mucha tensión en la parte anterior
Colocación del atril más bajo que los ojos (o más alto). Si usas un atril, es de vital importancia que emplees un poco de tiempo a regularlo para que esté al mismo nivel de tus ojos, y si es posible centrado. Los músculos del cuello, de los ojos y de toda la columna te lo agradecerán y se evitará así la rectificación cervical, o falta de curva del cuello.
Cruzar las piernas es un vicio nocivo. Si tocas la guitarra sobre todo, en vez de un banquito o poner una pierna sobre otra, lo que provoca una curva no fisiológica en la espalda y problemas circulatorios, puedes utilizar soportes tipo “gitano” o “ergoplay”. Si empezaste muy joven, antes de que tus huesos estuviesen formados (hasta los 11­13 en las chicas y 12­15 en los chicos), esta posición mantenida puede llegar a provocar desviaciones con deformación vertebral como la escoliosis.

LA MUJERES SABIAS

Estàndard

10430047_912965665392258_6832739932849714351_nLAS MUJERES SABIAS se respetan, se aman, se valoran … Aprenden al paso, no se quejan, ni se preocupan, “se ocupan”, se atreven y se comprometen, no tienen expectativas, generan cambios, rompen esquemas … Se saben fuertes, luchadoras, vencedoras … Cuidan su casa, a su familia, amigos, pero primero se cuidan a ellas mismas.

LAS MUJERES SABIAS confían en su intuición y respetan la de los demás … meditan diariamente y están en comunión con su interior … Ellas hacen caso a su intuición, están alertas y escuchan a su corazón … Están atentas a lo que les pide su cuerpo, lo alimentan, ejercitan y apapachan bien … Son comprometidas, más no se apegan, saben que nadie les pertenece y que no son propiedad de nadie.

LAS MUJERES SABIAS se divierten y se ríen juntas, siempre se apoyan.

-Una sabia mujer no grita para ser escuchada, su congruencia es su voz … Cuando se equivocan, aceptan y se perdonan, no se clavan en el error, aprenden de él … Se saben vulnerables y humanas, por eso se arriesgan.

LAS MUJERES SABIAS permiten a su “yo” “SER”

Aurora Orozco -Poeta

Serotonina, ¿La clave de la depresión?

Estàndard

mujer-en-el-mar¿Te sientes con bajo estado de ánimo permanentemente? ¿Tienes unas ganas irrefrenables de comer dulces? ¿Te cuesta conciliar el sueño? ¿Cambias mucho de humor? Si la respuesta es sí, quizá exista un desequilibrio bioquímico en tu cerebro y el neurotransmisor responsable sea la serotonina.

La serotonina o 5-HT, es una sustancia transmisora o neurotransmisor que pertenece al grupo de las monoaminas. Tiene un importante papel en la regulación del estado anímico, en la ingesta alimentaria, en la regulación del dolor y en el sueño.

Al influir o participar en la regulación del estado de ánimo, se ha relacionado con el trastorno depresivo, llegándose a afirmar que cuando una persona está deprimida, mantiene bajos niveles de serotonina en el cerebro. Esto se ha conseguido saber tras analizar los cerebros de personas deprimidas que se habían suicidado. Cuando la persona está viva, se puede realizar una analítica para ver si sus niveles de neurotransmisor en sangre son bajos, pero aún no se conoce con certeza si estos niveles sanguíneos tienen que ver con los cerebrales.

Por otro lado, también se ha podido verificar que ciertos fármacos que ayudan a que la serotonina actúe más tiempo en el cerebro son útiles a la hora de combatir la depresión mayor. Son los llamados inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) o como los conocemos comúnmente, los antidepresivos. Estos psicofármacos actúan de manera que impiden que la serotonina sea recaptada y permanezca más tiempo en el espacio sináptico, que es el espacio en el que las neuronas se comunican entre sí mediante impulsos eléctricos.

El antidepresivo o ISRS más conocido por todos es la fluoxetina, pero su nombre comercial, prozac, es mucho más popular y seguramente te sonará. Pues bien, así actúa el prozac, impidiendo que la serotonina sea eliminada y ayudando a que se mantenga en el cerebro, lo cual hace que nuestro estado de ánimo aumente.

Pero…párate a pensar un momento… ¿Es la deficiencia de serotonina la que conduce a la depresión? ¿O es la depresión la que hace que bajen los niveles de serotonina?

No podemos saberlo con certeza, pero sin embargo, sí se ha demostrado científicamente como la psicoterapia es altamente eficaz en los trastornos depresivos, lo que significa que los simples cambios o modificaciones del pensamiento y las emociones ya nos ayudan por sí solos a sentirnos mejor anímicamente sin que tengan que mediar los antidepresivos.

Evidentemente no todos los casos son iguales y muchos sí necesitan medicación, pero otros tantos pacientes que toman psicofármacos a diario, quizá con una buena psicoterapia podrían prescindir de ellos, lo que los libraría de los indeseables efectos secundarios, de la posible dependencia, etc.

Otra cosa que deberías saber es que la serotonina procede del triptófano. ¿Y qué es eso? El triptófano es un aminoácido, el precursor de la serotonina. El triptófano se adquiere a través de la dieta, sobre todo de las proteínas, aunque también se obtiene de algunos vegetales, legumbres y frutos secos. La leche, la carne, los huevos, las pipas, les espinacas o los espárragos son ejemplos de alimentos ricos en triptófano. Por el contrario, alimentos con azúcares refinados, el café o el alcohol reducen los niveles de serotonina.

Otras cosas que pueden ayudarte a aumentar la serotonina en tu cerebro son: hacer deporte de forma diaria, el ejercicio físico es un antidepresivo natural que también incrementa el nivel de endorfinas, encargadas del placer; la relajación, ya sea basada en la respiración, yoga, mindfulness…; motivarse con alguna novedad, mantener un nivel óptimo de actividad o tener una vida social satisfactoria.

Como puedes comprobar la medicación ayuda, pero no es la única solución. Si sufres de depresión, los fármacos antidepresivos pueden darte ese “empujoncito” para que comiences a activarte, a moverte, a salir de casa y descubrir todas las cosas que la vida te ofrece, pero si tú realmente quieres salir de ese pozo oscuro que es la depresión, tú mismo has de obligarte a darte esas ganas, a activarte. Es difícil, está claro, y requiere mucho esfuerzo, pero es posible. Tú puedes.

 

LA mente es maravillosa

Eres una persona visual, kinestésica o auditiva?

Estàndard

emocionesComo ya sabes, las personas disponemos de cinco sentidos con los cuales, relacionarnos con el mundo que nos rodea: olfato, gusto, tacto, vista y audición. Pero en general, cada uno de nosotros utilizamos un sentido o dos por encima de otro para interaccionar con el medio, y del cual, obtener información. ¿Quieres saber cuál se destaca en ti?
Y tú ¿Cómo te relacionas con el mundo?
Esta teoría fue enunciada por la corriente de la Programación Neurolingüística, la cual nos dice que el mundo en el que vivimos es percibido de modo diferente por cada persona. Cada uno de nosotros lo captaremos a través de esos sentidos que utilizamos con más frecuencia según nuestra personalidad.

Es una perspectiva curiosa que vale la pena tener en cuenta para conocernos un poco mejor. Es posible que tú misma utilices más uno de los cinco sentidos, o puede que incluso dos. Curioso saber además que esta perspectiva tiene que ver también con nuestra predominancia cerebral, es decir, hay personas que utilizan en mayor grado el lado izquierdo, por ejemplo, siendo entonces más tendentes a usar la lógica y tener mayor obsesión por el orden.

Por su parte, si utilizas en mayor grado la parte derecha, entonces seremos más creativas, más flexibles e innovadoras. La Psicología neurolingüística se preocupa pues de estas áreas con el fin de averiguar cómo interpretamos las personas el mundo que nos rodea. ¿Quieres saber entonces cuál es tu tendencia natural? Vamos allá, descubre si eres una persona visual, kinestésica o auditiva.

1. Las personas visuales

¿Eres de las que cuando está leyendo o está estudiando necesita silencio absoluto? Es algo muy común por ejemplo el que las personas con mayor predominancia visual, necesiten del silencio cuando deben concentrarse. Es también posible que cuando vayas conduciendo te pongas música para relajarte, pero cuando debes buscar una calle en concreto o debes ir más atenta, decidas apagar la radio para ir más tranquila y centrada.

Son personas con mucha energía, y muy-muy observadoras. Aprecian el detalle de las cosas, y pocas aspectos se les pasa por alto. A la hora de memorizar, les es más fácil recordar imágenes, de ahí que necesiten notas para tener un pequeño apoyo. Les gustan los parques o los bosques para relajarse. Y la tranquilidad.

2. Personas auditivas
¿Eres de lo que suele expresar sus pensamientos en voz alta? A veces otros se pueden sorprender por esa curiosa manía, pero en realidad son muchas las personas que lo hacen. Verbalizas, hablas contigo misma y así, te desahogas. Es común también que si dispones de un perfil auditivo te guste escuchar también a otras personas, es así por ejemplo como memorizas más las cosas: escuchándolas en voz alta, casi nunca por escrito.

Son también personalidades muy expresivas y con grandes dotes de comunicación. Saben expresarse muy bien y les gusta escuchar a los demás. No se les escapa nada, pueden ser capaces de seguir una conversación al mismo tiempo que escuchan música. Pueden hacer varias cosas a la vez, a diferencia de los visuales, que en ocasiones les cuesta concentrarse si hay muchos estímulos a su alrededor.

3. Las personas kinestésiscas
Dinos ahora cuáles son tus aficiones: ¿Te gustan las manualidades? ¿Se te da bien la cocina? ¿Construir cosas con las manos? ¿Trabajar al aire libre? ¿Tener un jardín, plantar, cultivar, hacer las cosas crecer con las manos? ¿Eres de las que practica algún deporte? Entonces lo más probable es que seas una persona kinestésica.

La PNL nos dice que las personas kinestésicas a pesar de ser tranquilas, sienten un gusto especial por las emociones y por todo aquello que tenga que ver con las cosas físicas y manuales. Son de las que les gusta experimentar las cosas en primera persona antes de que se las cuenten. Destacar que su expresividad se traduce en el gusto por abrazar, por acariciar, e incluso por comer. Son personas cercanas que, en general, no suelen tener excesivo interés por captar el detalle de lo que les rodea, como pueden ser los visuales. Son más espontáneas y menos introspectivas o observadoras.

Podemos concluir diciéndote que es posible que presentes un porcentaje de cada dimensión. Es normal, pero lo más seguro es que te identifiques en mayor cantidad con alguna de ellas. Las visuales son por ejemplo un poco más relajadas que las auditivas o kinestésicas. Sin embargo, las kinestésicas son un poco más inquietas y menos reflexivas.

Está claro que todos disponemos de una pocas pinceladas de cada uno, pero lo interesante dentro de la perspectiva de la PNL es que nos ofrece un prisma interesante de cómo entendemos la realidad.Y como puedes percibir a su vez está íntimamente relacionada con nuestra personalidad, en si eres más tranquilo o más nervioso, más reflexivo o irreflexivo, si te gusta comunicarte o eres más observador y algo introspectivo. Nuestra forma de ser está íntimamente ligada a nuestros sentidos… al placer de ver, de tocar, de experimentar, de comunicar…

Así que dinos ¿Cómo te comunicas tú con el mundo? ¿Eres visual, auditiva o kinestésica?