QUE ÉS LA VIDA, de Joan Martí

Estàndard
La vida es lo que nos empuja, cuando nos habíamos propuesto algo muy diferente. “Henry Miller”
La vida es lo que nos sucede mientras estamos haciendo planes para el futuro. “John Lennon”
INDICE
1.        VIVE SIN EXPECTATIVAS
2.        VIVE Y DEJA VIVIR
3.        VIVE AL DIA
4.        LA VIDA NOS QUIERE
5.        DEJATE LLEVAR POR LA VIDA
6.        DISFRUTA LAS COSAS DE CADA DIA
7.        LA INTUICIÓN
8.        UNA ESCALA DE VALORES
9.        DIMENSIONA LA REALIDAD
10.      EL EGO
11.       LAS LECCIONES PARA APRENDER
12.       AGRADECIMIENTOS MIL
13.       EPILOGO
PROLOGO
La mayor parte de conceptos que se exponen en las páginas que siguen no son míos aunque sí me los he hecho propios y los he experimentado en mi vida de cada día por lo que puedo dar fe que son ciertos, al menos por lo que a mí respecta.
La vida es el tiempo y el espacio que disponemos para realizar el aprendizaje y la evolución de nuestra conciencia. Dicho con otras palabras y fijándonos en el proceso mismo de la vida material, se trata de aprender y crecer como lo hace el niño desde que nace y va aprendiendo todo lo necesario para su desarrollo físico y mental solo que referido no al cuerpo sino al espíritu que es en definitiva la esencia de nosotros mismos.
Cuando digo aprender y evolucionar me refiero a las acciones y experiencias vividas conscientemente que nos procuren el fin máximo que es ser felices. Y, aunque parezca una perogrullada pues todos anhelamos ser felices, la felicidad es una meta que no por deseada es menos perseguida. Me explico.
Debido a un conjunto de hechos culturales, educacionales y religiosos existen unas creencias que desenfocan la idea de felicidad. De una parte se considera un egoísta a quien piensa primero en su bienestar que en el de los demás, pero si analizamos bien aquello de “ama al prójimo como a ti mismo” llegaremos a la conclusión que si uno mismo no es feliz no puede hacer feliz a nadie y que uno no consigue ser feliz pensando solo en hacer feliz al prójimo.
Aparentemente es muy sencillo –además de estar comprobado- que si uno piensa en sí mismo y se procura antes que nada su propio bienestar sin hacer daño a nadie adquiere un nivel anímico adecuado para relacionarse y está mejor dispuesto para atender cualquier necesidad ajena que si arrastra carencias del tipo que sean y quiere llenarlas sirviendo a los demás con el objetivo de ganarse su aprecio o la admiración que nunca tendrá garantizados.    
Lo más importante del mundo para mí soy yo mismo. En mí, tengo todo lo que necesito, sólo he de buscar en mi interior donde se hallan todas las respuestas y la fuerza que me puede llevar a donde quiera llegar. Y esto sirve para todos.

________________________________________

1 – VIVE SIN EXPECTATIVAS

Quiero referirme a la expresión “vive sin expectativas” como una fórmula segura para andar bien encaminado por la vida. Según mi entender se trata de actuar sin pensar en los resultados o reacciones de los demás, sin estar a la espera de que te agradezcan tus acciones o que te reconozcan tus méritos por determinada labor.
Nuestros actos sólo tienen un actor y un espectador que somos nosotros mismos y la satisfacción de un trabajo bien hecho o de una acción llena de generosidad  es a nosotros que nos ha de hacer felices sin importar en absoluto la acogida o reacción que puedan causar. Mal iremos si necesitamos la aprobación de los demás para sentirnos satisfechos por nuestras actuaciones.
Nuestra relación con los demás será tan fluida, ardiente o fría como la sintamos en cada momento según nuestro propio estado de ánimo o nuestro interés pero siempre bajo nuestra sola responsabilidad. Decimos y hacemos lo que creemos más adecuado pero la opinión de los demás nunca ha de ser el objetivo de nuestro proceder.
No estoy diciendo que debamos “pasar de todos” sino que lo que cuenta es nuestra propia opinión, que nuestros actos o palabras nos han de hacer sentir bien por encima de todo a nosotros mismos independientemente de lo que puedan decir o pensar los que nos rodean.
__________________________________________
2 – VIVE Y DEJA VIVIR
También podemos pensar en aquella expresión más conocida que dice “vive y deja vivir”, la cual aplicada al tema que tratamos ayuda a situarse en el mismo. Si uno hace lo que debe, cumple sus obligaciones, se comporta de forma civilizada y se concentra en conseguir lo que quiere sin  perjudicar a nadie, no necesita para nada la aprobación de los demás ni tampoco la crítica le ha de afectar lo más mínimo.
Del mismo modo, ha de respetar a los demás sin inmiscuirse en sus asuntos ni dar consejos que previamente no le hayan pedido o hacer favores que no le hayan solicitado. Cada uno de nosotros ha de andar su propio camino y nadie puede hacer el trabajo por otro pues aun con la mejor intención lo que hacemos es privar de avanzar a quien pensamos que ayudamos.
En este punto y para ilustrar estas reflexiones pienso en una historia que leí: “Sentado a la orilla de un río un anciano vio que un hombre se estaba ahogando en el mismo y no hizo nada para ayudarlo. Llegaron cerca de él unos hombres que estaban de paso y, apercibiéndose del hecho, le echaron en cara no haber auxiliado al hombre que se ahogaba. A lo que el anciano contestó: No me ha pedido que le ayudara”   
Todos hemos venido a este mundo a aprender ciertas cosas y a vivir determinadas experiencias y ninguno de nosotros tiene derecho a interferir en el camino de los demás pues las situaciones por las que puede pasar cualquiera son el medio del que se sirve la Vida para que todos podamos aprender una lección y hasta que no la superemos se repetirán las mismas circunstancias.
_____________________________________

3 – VIVE AL DIA

Hemos visto esta frase en distintos sitios y con diversos matices. Aquí la interpreto en el sentido de gozar de cada momento de nuestra vida, que cada cosa que estemos haciendo, por pequeña o rutinaria que sea, reciba toda nuestra atención e interés con lo que conseguimos dos objetivos: Hacerla bien y disfrutar con ella.
Por otro lado, viviendo al día y pensando sólo en el presente, eliminamos preocupaciones innecesarias que la mayoría de las veces son imaginarias al intranquilizarnos por lo que pueda suceder en el futuro que, como tal, no existe.
Matizando el párrafo anterior, está claro que si tenemos planes o proyectos concretos en marcha hemos de realizar las gestiones y previsiones oportunas pero, una vez efectuado todo lo que creamos necesario para conseguir nuestro objetivo, relajémonos y dejemos que “las cosas ocurran” y tal como vayan produciéndose actuemos en consonancia para lograr el mejor resultado.
Es una pérdida de tiempo y de bienestar pre-ocuparse de las cosas antes de que sucedan pues desperdiciamos gran cantidad de energía y nada ganamos con adelantarnos a los acontecimientos que siempre están sujetos a factores imprevisibles.
Estoy totalmente de acuerdo con la aseveración que dice: “Si un problema tiene solución, porque preocuparse y si no la tiene qué ganamos preocupándonos”. En este punto debo aclarar que en nuestras actitudes ante la vida influyen de forma decisiva nuestras creencias que, según sean, nos conducirán por ella de distinta manera.
_________________________________________
4 – LA VIDA NOS QUIERE
Yo creo en un poder superior que lo rige todo y que quiere lo mejor para todos. A este poder le podemos llamar de distintas maneras: Dios, Universo, Vida, etc. pero en cualquier caso siempre se trata de una relación totalmente amorosa sólo condicionada por nuestro libre albedrío de aceptarla y confiarnos a ella.
Nuestras posibilidades de control sobre los acontecimientos y las cosas son limitadas y en nuestro afán por controlar todo lo que nos envuelve radica la mayor parte de nuestras ansiedades e inseguridades. Ante las dificultades, confiemonos al Poder Superior quien además de querernos tiene la perspectiva global de todas las situaciones, y por ello nos facilita siempre lo mejor para nosotros en cada momento.
Lo mejor para nosotros no necesariamente coincide siempre con lo que deseamos y ello se debe a nuestra falta de perspectiva que nos impide ver más allá de los efectos inmediatos sin contemplar los posibles inconvenientes o caminos erróneos que pueden derivarse posteriormente.
Cuando se confía en algo o en alguien, se espera conseguir lo mejor y no existe preocupación alguna al respecto. Un niño pequeño está seguro en brazos de su madre y confía plenamente en lo que ella le inspira. Así sucede si nos enfrentamos a los retos de la Vida confiando sinceramente en Ella.
_________________________________________
5 – DEJATE LLEVAR POR LA VIDA
La lectura de este concepto queda ilustrada con la imagen de un río que fluye constantemente llevando curso adelante todo lo que en él se abandona. El río, como la vida, tiene un nacimiento y un final. El final de un río es el mar, donde su agua se junta, se disuelve en el Todo.
La Vida, como un río, nos lleva adelante con fluidez si a ella nos confiamos pero nos provoca tensiones si nos agarramos a la orilla dificultando la corriente continua de la misma. El temor que nos causa lo desconocido nos hace dudar de abandonarnos al impulso vital y nos asimos a las cosas conocidas privando de fluidez a nuestra vida  –dejamos de avanzar en nuestra evolución- produciéndonos insatisfacción y frustración.
Las experiencias constantes que la Vida nos pone por delante son el mejor medio de aprendizaje y evolución que a la vez nos proporcionan el placer y la satisfacción de sentirnos vivos. Pero para ser receptores de estas experiencias hemos de estar abiertos, sin prejuicios, con el espíritu relajado y los sentidos bien alertas.
No se trata de grandes sensaciones o situaciones espectaculares sino mas bien el goce de las cosas simples y habituales contempladas desde otra óptica valorando su contenido y su finalidad dentro del conjunto de todo lo existente del que somos sólo una parte más.
En un engranaje, cada pieza tiene su importancia y utilidad. El distinto tamaño o el nivel de complejidad de la función son irrelevantes pues todas las partes son necesarias para la buena marcha general del conjunto. Así, la Vida administra todos los recursos con el objetivo de la complementariedad total. Cada uno tiene su función y su responsabilidad con la misma importancia que todas en el proceso vital general.   
Si tenemos unas facultades determinadas o unos dones concretos, hemos de ejercitarlos aportando nuestra labor allí donde estemos. Cada uno dispone de unas características propias y según ellas ha de contribuir al bienestar general aceptando a los demás en sus funciones específicas. Ni podemos renunciar a la responsabilidad de actuar según nuestras potencialidades ni debemos enjuiciar las acciones de los demás que realizan lo mejor que saben su cometido en la vida.
______________________________________
6 – DISFRUTA LAS COSAS DE CADA DIA
El camino de la felicidad pasa por la valoración de todo lo que nos rodea y que por habitual se nos oculta a nuestra atención y gratitud. El sol que cada día aparece para calentarnos e iluminarnos es una bendición que ni la consideramos como tal. El aire que respiramos y que nos mantiene vivos ni pensamos en él. Las funciones vitales de nuestro cuerpo, los cinco sentidos que nos permiten gozar de las cosas, la conciencia interior que nos guía y asesora en nuestro camino… una maravilla  que nos plantea permanentemente el interrogante de lo que hay detrás de todo ello.
Si valoramos cada cosa de la que disfrutamos nos daremos cuenta del regalo de la vida, y ello sin contar todas las cosas materiales añadidas para nuestro bienestar: el agua, los alimentos, los elementos técnicos fruto del progreso tecnológico, etc. que nos encontramos tan a mano y que llenan nuestra vida.
Cada día cuando después de una agotadora jornada de trabajo me echo en la cama que acoge confortablemente mi cuerpo, no puedo por menos que agradecer la delicia que ello me supone y la gratitud ante todo lo que la Vida pone a mi alcance, generosa y continuamente.
Desde la cosa más simple al tema más complejo todo se mueve por el impulso y la energía vital –incluido nuestro ser- por ello y conscientes de nuestra discreta posición en este Gran Organigrama la alternativa más lógica es confiar y agradecer esta poderosa energía cuyos efectos beneficiosos se manifiestan en su mayor grado en todos aquellos que creen en ella.
Hay muchas cosas que no comprendemos pero que aceptamos tranquilamente, como por ejemplo la luz, la televisión, etc. Sólo con darle a un interruptor y basta. No nos planteamos como es que sucede, pero sucede y con ello tenemos bastante. Nos hemos encontrado todas estas ventajas a nuestro alrededor y disfrutamos de ellas sin mérito alguno de nuestra parte.
           
Confiar y agradecer son los dos ejes que han de presidir nuestro paso por este mundo que nos resulta tan encantador a la vez que inexplicable.
______________________________________________
7 – LA INTUICIÓN
Si estamos atentos nos daremos cuenta en cada momento de lo que más nos conviene –por encima de convencionalismos- pues en nuestro interior disponemos de un óptimo mecanismo –la intuición- que nos indica siempre cual es el próximo  paso que hemos de dar.
Muchas veces nos puede chocar lo que sentimos pues nuestro interior prescinde de las situaciones externas que nos pueden envolver y nos empuja hacia decisiones que son para nuestro bien aunque aparentemente entren en conflicto con nuestra vida diaria         
Si creemos en el impulso de la Vida que nos lleva siempre por el mejor camino para cada uno de nosotros, nos dejaremos llevar por él descubriendo nuevos rumbos que nos abrirán insospechadas alternativas vitales con las que nos enriqueceremos y avanzaremos en nuestra evolución interior, objetivo principal de nuestra vida.
En cualquier situación que nos hallemos, ante cualquier decisión que debamos tomar, escuchemos a nuestro interior y obedezcamos el mensaje que recibamos. Si una cosa no nos gusta cambiémosla o cambiemos nosotros si así logramos bienestar. Siempre sabemos lo que es mejor para nosotros escuchándonos con sinceridad, sin engañarnos a nosotros mismos.
Nadie ha venido a este mundo a sufrir. La mayoría de las veces el sufrimiento que nos afecta lo producimos nosotros mismos por ello está en nuestra mano eliminarlo. Por más que queramos ir en una dirección, si este no es nuestro camino, sufriremos y encontraremos obstáculos. Cambiemos de rumbo y actuemos de forma acorde con nuestro sentimiento interior que es la única brújula fiable de la que disponemos.
Cuando nos hallamos en el camino correcto, éste nos resulta fácil y fluido. Lo que no quiere decir que no debamos esforzarnos y trabajar, pero nuestra labor avanza de manera suave y progresiva hacia el objetivo propuesto. A veces, no obstante, las cosas parece que se estancan a pesar de confiar plenamente en la guía de la Vida. En este caso lo que se produce es un compás de espera. El tiempo es un factor del que no tenemos la debida perspectiva pues siempre pensamos llegar a la primavera sin pasar primero por el invierno “no por mucho madrugar amanece más temprano” como reza el refranero popular.
Las cosas suceden a su debido tiempo y en armonía con todo el mundo. Por ello si nuestra decisión es la correcta se producirá el resultado esperado en el momento oportuno y de la forma más adecuada que quizá no era la que nosotros teníamos prevista pero que siempre será la mejor.
¿ Cómo encajar este estilo de conducta en un mundo lleno de tensiones, acelerado y deshumanizado? No se trata evidentemente de encerrarse en una urna de cristal, la vida es movimiento y en medio del trajín del mundo es donde hemos de tomar nuestras decisiones, lo cual no quiere decir que nos dejemos influir por lo que suceda a nuestro alrededor. Nuestra tarea consiste en ir descubriendo a través de las señales que la propia Vida nos va proporcionando el camino a seguir que nos ha de suponer aprender, avanzar y en definitiva ser felices.
_____________________________________________
 
8 – UNA ESCALA DE VALORES
En todo existe una escala de valores y de ella nos servimos para nuestra toma de decisiones en cualquier aspecto de nuestra vida. Del acierto en la elección de una escala de valores determinada resultará un mejor estado vital consecuencia de unas decisiones realmente más convenientes para nosotros mismos.
Aquella sabia interrogación  “ Qué prefieres, tener razón o ser feliz?” nos indica el cuidado que debemos poner en la elección de nuestra escala de valores si lo que pretendemos es un objetivo de felicidad auténtica que radica en un bienestar interno más allá de artificios externos.
Hay mil combinaciones posibles de valores a tener en cuenta pero, a partir de un respeto por los demás –personas, animales y cosas- puede desarrollarse una actitud que tanto beneficie a uno mismo como, en la medida de lo posible,  a los que nos rodeen porque está claro que no hemos venido a este mundo a complacer a los demás ya que compete a cada uno el propio esfuerzo en este sentido.
Nuestra actuación puede ser por activa o por pasiva. O lo que es lo mismo, se trata tanto de hacer, en algunos casos, como de no hacer, en otros. Aunque no lo parezca, muchas veces es más importante quedarse callado o quieto que manifestarse o tomar iniciativas. En otras ocasiones será preciso e indispensable hacer saber nuestro criterio o actuar decididamente.
Hemos de prestar atención a nuestro ego personal que,  si habitualmente nos sirve de protección contra influencias externas, también nos ocasiona reacciones equivocadas por “exceso de celo” interfiriendo nuestra voz interior que puede recomendarnos determinadas actitudes que nuestro ego interpreta como signo de debilidad o temeridad según el caso.
Un tanto complicado parece, a primera vista, comportarse de forma adecuada con el objetivo siempre presente de conseguir el mejor bienestar propio con el mayor respeto para todos. No obstante disponemos de múltiples mecanismos que nos pueden ayudar. Hemos de partir de la base de que en este mundo estamos de paso y por tanto todo es relativo, además, todos somos iguales y tenemos el mismo interés: Ser felices
______________________________________________
9 – DIMENSIONA LA REALIDAD
Ante todo hemos de quitarnos importancia personal y tomarnos menos en serio. Es más, cualquiera de los que nos rodea, tiene las mismas necesidades aunque las vista de distinta manera debido a sus particulares circunstancias y por ello hemos de verlo como un compañero de camino y no como un adversario.               
La Vida con todo lo de bello que contiene no es más que un estado precario pues desde el nacimiento caminas hacia la Muerte. Digo esto para situar debidamente la dimensión de nuestra realidad la cual debemos tener siempre muy presente para no desenfocarnos del objetivo principal que no es otro que dedicar nuestro tiempo al logro de retos espirituales que nos permitan avanzar hacia el estado de consciencia  que nos eleva por encima del mero plano físico y nos introduce en la trascendente intemporalidad de nuestro Ser Infinito.
Parece razonable creer  que cada uno recomienza nuevas vidas, con características físicas distintas quizá, pero con el mismo objetivo de superar las lecciones no aprendidas anteriormente (el karma pendiente que algunos llaman). En tanto no sepamos vivir totalmente desapegados de esta realidad material ficticia deberemos volver a este mundo bajo la forma que sea para seguir el proceso evolutivo que nos falte conseguir para liberarnos totalmente.
Cuando en los aspectos concretos de nuestra vida diaria tropezamos con dificultades, imprevistos, reveses, etc.. nos sentimos decepcionados, inseguros, frustrados. Anhelamos vivir tranquilos y en un clima de seguridades en todo lo que concierne a nuestras necesidades físicas y psíquicas sin tener en cuenta lo antedicho respecto a la precariedad de nuestra existencia.
Por mi propia experiencia, la precariedad que me rodea (trabajo inestable, dificultades económicas, futuro imprevisible…) me recuerda de forma inequívoca la verdadera dimensión de lo que soy y ello me facilita el vivir consciente y confiado en el camino que estoy haciendo por impulso de la Vida, mi protectora y maestra.
__________________________________________
10 – EL EGO
Estoy de acuerdo con el significado que describe al ego personal como una defensa de la que disponemos para enfrentarnos a las situaciones que se nos plantean en nuestro proceso vital. Aunque, como todas las cosas, el ego tiene su parte positiva y su parte negativa así que, por encima de las reacciones concretas que el ego nos despierte, hemos de elegir en cada momento lo más conveniente.
Para explicar lo dicho supongamos que alguien nos insulta groseramente. Nuestra reacción –la reacción de nuestro ego- es contraatacar, pelear o cuando menos devolver el insulto. Es un mecanismo automático de auto-defensa. Pero somos algo más que nuestro ego y ahí es donde nuestro espíritu nos aconseja siempre lo mejor para nosotros. Antes de responder instintivamente escuchemos en nuestro interior y procedamos en consecuencia.
Alguna vez, ante alguna agresión hacia nuestra persona, deberemos responder de forma contundente para dejar clara nuestra posición y evitar posteriores casos en que podría repetirse ante nuestra aparente aceptación por falta de  definición. Ello no obstante ha de estar exento de animadversión y sin poso alguno de rencor.
Lo más apropiado, siempre, es no darse por aludido o incluso tomárselo con humor dado que de esta manera nos blindamos ante cualquier tipo de situación y a la vez desarmamos limpiamente a nuestro agresor.
____________________________________________

11 – LAS LECCIONES PARA APRENDER

Cualquier obstáculo o situación desagradable se producen en nuestra vida para que aprendamos alguna cosa y se irá repitiendo en tanto no modifiquemos nuestra conducta o nuestra actitud. Hemos de mirarnos bien al espejo para descubrir que es lo que la Vida nos quiere hacer ver. Todo lo que nos sucede, de una forma u otra, lo hemos provocado nosotros mismos y por ello no se resuelve nada con echar la culpa a los demás o a las circunstancias.
Puede ser que el camino que llevamos no sea el apropiado para nosotros o bien que nuestra manera de obrar o comportarnos sean poco adecuados. Siempre hay un motivo detrás de lo que nos sucede y generalmente un problema se nos presenta para estimularnos a mejorar o a reorientar nuestros pasos. Hace falta ver más allá de lo que nos pasa y analizar porque nos pasa realmente.   
Es un poco duro este planteamiento pero no tenemos escapatoria posible: Todo depende de nosotros y las situaciones que vienen a nuestro encuentro son para disfrutarlas, las agradables, y para aprender alguna cosa de las aparentemente desagradables. En nuestra mano está aprender las lecciones que se nos presentan o pasarlas por alto y quejarnos de lo mal que nos van las cosas.
Apartémonos de todo aquello que no nos guste o nos lastime  -personas y cosas- pues es la única forma de cambiar la situación. Si tal como creo las personas y las circunstancias que nos rodean y no nos gustan las atraemos nosotros tendremos que reconocer que hay algo en nosotros que debe cambiar pues estamos proyectando nuestros ocultos aspectos negativos que precisan ante todo nuestra aceptación consciente y a la vez su sustitución por otros de positivos.
Las reacciones que nos produce nuestro ego son los síntomas que nos alertan sobre alguna cosa más profunda que necesita mejorar. Hemos de ser auto-críticos y sacar provecho de nuestros errores para no volver a caer en los mismos. Nuestro camino lo constituyen nuestros tropiezos con los que aprendemos y avanzamos.
___________________________________________
12 – AGRADECIMIENTOS MIL
El dicho “de bien nacidos es ser agradecidos” nos da la pista sobre nuestra actitud ante todas las cosas de la vida. Cualquier aspecto o situación son motivo de agradecimiento por nuestra parte. Dar las gracias es sencillísimo y, además de gratificante, es muy productivo. Me explico.
El agradecimiento es como el aceite lubricante en un motor. Tomemos como referencia una relación interpersonal cualquiera: por ejemplo compañeros de trabajo. Todos y cada uno de los actos que se producen en un entorno laboral llevan consigo una oportunidad de ser agradecidos. Desde el pitillo o el caramelo que nos puedan ofrecer hasta la ayuda concreta que recibamos en una tarea que precise de la colaboración de otro. Desde la herramienta que nos cedan hasta la aclaración de nuestras dudas en el manejo de una máquina. Y hasta en el momento de recibir nuestro merecido salario, aunque lo creamos insuficiente, es ocasión para expresar nuestro sincero agradecimiento.
¿Qué se consigue con este comportamiento? Es obvio que donde hay buenas maneras hay buenas relaciones y el ambiente distendido facilita el desarrollo óptimo de cualquier actividad. Pero hay más. Por aquello de que siempre recoges lo que siembras, una actitud agradecida propicia la canalización de energía positiva que se traduce en un mayor bienestar y nos abre puertas impensables.
Cuando se habla de resultados un tanto intangibles o si acaso poco concretos por su apariencia fuera de lo común, nos puede parecer que nos movemos en el terreno de la fantasía y ello porque hay cosas que no se miden con baremos corrientes. Siguiendo con el ejemplo anterior, está comprobado que la persona a quien expresemos nuestra gratitud por su colaboración o generosidad está todavía más predispuesta a seguir en su actitud hacia nosotros y además se nos ofrece abierta    
______________________________________________
EPILOGO
¿Porque parece tan difícil una cosa aparentemente fácil? Quizá sea debido a que todo es como un juego en el cual se trata de ir descubriendo las partes ocultas que nos conducen al objetivo, en este caso un objetivo personal e individual aunque se desarrolle entre la multitud de seres que poblamos este mundo.
¿La vida un juego? Parece una frivolidad esta afirmación pero me sugiere un enfoque bastante aproximado de lo que en el fondo se trata. Hay juegos sencillos y otros muy complejos pero cuando hablamos de juegos siempre pensamos en niños y aquí radica el medio indispensable para llegar a nuestro objetivo: nunca debemos dejar de ser niños pues la espontaneidad, la alegría, la desinhibición y la confianza que nos mueven en la infancia son los motores imprescindibles para lograrlo.
Sí, la vida es como un juego. Un juego extraordinario, lleno de múltiples alicientes y estímulos que nos ha sido dado como un maravilloso regalo del cual hemos de saber gozar de la mejor manera posible.
Joan Martí – 2003
Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s